El amor de Dios


Las tormentas no duran para siempre, pero el amor de Dios si lo hace. La tormenta es la tempestad de corta duración y especialmente violenta. El amor es el sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.

tormentas

Compartelo!Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+Share on Facebook